Emotiva despedida de Víctor en Saber y Ganar


Como informábamos en nuestro anterior artículo, el de ayer fue el último programa de Víctor Castro en "Saber y Ganar", al alcanzar este concursante madrileño la mítica cifra de los cien programas. Y desde luego que se trató de un programa muy especial, lleno de sorpresas y momentos emocionantes, a través de los cuales pudimos ver el lado más humano de Víctor.

Para empezar, pudimos conocer a Victoria, la pareja de Víctor, que no quiso perderse el programa y estuvo animando al concursante en el mismo plató, a su lado, enfrente de las cámaras. Se la veía muy sonriente y muy feliz de tan especial celebración.

Después contamplamos - y admiramos - el conocimiento de Víctor sobre la vida de un músico no demasiado popular en nuestro país: Franz Schubert. El concursante acertó, sin apenas inmutarse, las diez preguntas que le hicieron sobre este tema.

Más tarde nos explicaron, tanto Víctor como Victoria, cómo se las arreglaban para acertar tantas "Partes por el todo", descubriendo su secreto: aparte de su propia pericia contaron con la ayuda de Ana Pérez - antigua gran concursante, que también llegó a centenaria, aunque en dos fases - y Maribel Cortés, una habitual del foro de "Saber y Ganar". A todo el equipo - las "ayudantes" conectadas telefónicamente y Víctor&Victoria en plató - les plantearon una prueba que finalmente acertaron: el todo era un edificio conocido como La Torre Redonda, en Copenghage, el observatorio astronómico más antiguo de Europa.

En "Última llamada" se hizo un repaso por otro de los temas favoritos de Víctor: las películas de James Bond, de las que demostró ser un gran conocedor, al acertar los nombres de los seis enemigos por los que le preguntó Juanjo Cadenal. Claro que cuando más nos sorprendió - o mejor diría anonadó - a todos fue cuando contestó las diez preguntas de "El Gran Minuto", demostrando sus grandes reflejos y su enorme cultura. Realmente increíble, pues antes sólo había podido superar esta prueba Javier Dávila.

Poco después llegó el que para mí fue el momento más especial del programa, pues hizo acto de presencia el gran José Manuel Dorado, el genial concursante de Zaragoza, único capaz de llegar - antes de Víctor - a los cien programas del tirón. A Dorado le vimos con el pelo muy blanco - el tiempo pasa para todos -, pero igual de entrañable que siempre. Ambos cracks, Dorado y Castro, superaron la prueba de cálculo que les plantearon, consiguiendo por ello 3.000 hermosos euros - a repartir entre ambos -.

Y por último, claro, llegó el minuto de la despedida de Víctor, que nos puso a todos los pelos de punta. Eso, sí, el concursante también superó esa dura prueba, porque, aunque la voz se le fue quebrando conforme hablaba, consiguió llegar "entero" al final de esos intensos sesenta segundos.

En definitiva, que ayer pudimos asistir a un magnífico programa, merecido homenaje a uno de los más grandes concursantes que ha pasado por "Saber y Ganar". Enhorabuena, Víctor Castro, y hasta siempre.

3 comentarios:

  1. Victor ha sido el concursante que mas juego ha dado, es soberbio en su sabiduria, saber estar y humildad.
    Una persona que nos ha hecho vibrar con su sencillez ,sus camisetas de lobo, y que cada dia nos ha tenido enganchados a la TV hasta el último minuto en el cual la voz se le quebrava de emoción.
    FELICIDADES DE CORAZON VICTOR y para vosotros por este magnífico programa que haceis cada dia.

    ResponderEliminar
  2. felicitaciones a Victor Caastro, desde VENEZUELA.
    me llamo Gladys y he visto SABER Y GANAR hace más de 8 años. Me gusta este programa. Felicitaciones

    ResponderEliminar
  3. LOS ENUNCIADOS DE SABER Y GANAR A VECES SON MUY LARGOS, EN MI OPINIÓN

    ResponderEliminar

Si quieres hacer una pregunta o un comentario sobre algún concurso de televisión, hazlo aquí. Gracias.