Laura Gonzalo, una de las estrellas de 2010

Hoy, último día del año, he querido recordar mi entrevista a la chica que ha sido, muy probablemente, el fenómeno televisivo de la temporada, el huracán que ha sacudido todas las redes sociales, la madrileña, en fin, que se llevó el bote de Pasapalabra batiendo todos los récords femeninos de este programa. Su nombre es Laura Gonzalo y su premio, nada menos que 282.000 euros. Gran recompensa la que se llevó, con todo merecimiento, esta joven filóloga, después de aguantar en el concurso un total de veintiseis programas.

Todavía recuerdo su tranquilidad y su parsimonia, con ese mirar ausente que tenía esa fan de la saga “Star Wars” y del vídeojuego “Guitar Hero”. Incluso parecía que le daba pena eso de derrotar, uno detrás de otro, a sus rivales, todos ellos varones. Eso sí, ella ganaba y hasta en ocasiones, apalizaba sin contemplaciones a sus pobres contrincantes. Y es que Laura confundía, porque su energía era interior. Sólo así se entiende que con ese aspecto de no haber roto nunca un plato la chica fuese una gran amante de la música heavy.

Aquí va la entrevista que le hice en exclusiva:

"Qué, Laura, cuando empezaste a concursar en “Pasapalabra”, ¿creías por lo más remoto que ibas a conseguir tantas cosas?
¡Ni de broma! De hecho, mi única aspiración era ganar un programa, para llevarme los mil doscientos euritos y arreglarme el mes… A medida que iban pasando los programas me iba quedando cada vez más sorprendida de mi buena suerte.

Mujer… buena suerte… ¡no seas tan modesta! Yo creo que has demostrado una enorme destreza respondiendo los roscos. ¿Ésta es innata o estuviste entrenando duro antes del concurso?
Pues yo no creo que eso de la enorme destreza sea para tanto, la verdad…Ha sido una cuestión más de templanza y de buena suerte que de habilidad innata. Entrenar sí, estuve viendo todos los vídeos de roscos del fenómeno José Manuel Lúcia y de Javier Ajo, ¡vaya par de cracks!

Sí, desde luego que ambos eran muy buenos. Como lo fueron otros antes de ellos, casi todos varones. Es curioso, las chicas soléis leer más y tenéis tanta o más cultura que los chicos. Sin embargo, si exceptuamos tu caso, suelen ganar los hombres. ¿A qué crees que se debe esta aparente paradoja?
No tengo ni idea, la verdad. La verdad es que no suelo prestar demasiada atención a eso de que si uno es hombre o es mujer… Yo creo que a estas alturas de la vida ya deberíamos empezar a obviar este tipo de cuestiones.

Di que sí, sacando el lado reivindicativo. Bueno, pues vamos a otra paradoja. Personal, en este caso. ¿Cómo es eso de que te gusten tanto los idiomas, en un país en el que no nos caracterizamos precisamente por nuestro poliglotismo? ¿Qué idiomas hablas y cómo te empezó esa pasión por su estudio?
Hablo inglés, francés, gallego y catalán. De pequeñita fui a un colegio bilingüe y siempre me gustó mucho el inglés. El francés lo estudié en la carrera, el gallego por amor a Galicia, el catalán simplemente porque me apetecía… Desde siempre me han interesado los fenómenos lingüísticos y está claro que el que estudia Románicas es por vocación, no por prestigio ni por salidas profesionales.

Sí, estoy de acuerdo, ha de ser algo vocacional, que te guste mucho. Como te ocurre con la música. Por cierto, te declaras fan incondicional de Iron Maiden y de… ¡Luciano Pavarotti! Toda una heavy como tú, amante también de la música clásica… ¿Cómo se come eso?
¿Y por qué no? A mí me encanta la música por el torrente de emociones que transmite, eso es lo que me enamoró del heavy metal cuando era una chavalita y hasta hoy. Pero también escucho otros tipos de música que igualmente son magníficos: me gusta la música clásica, soy fan de las óperas de Puccini, a veces escucho jazz, fados, músicas tribales…La música también es cultura.
Luciano Pavarotti era un grandísimo intérprete, para mí el que más feeling le echaba al asunto. Me pone los pelos de punta.

Bueno, vale, me has convencido. Volviendo a Pasapalabra, allí lo que te valió es tu amplio conocimiento del español. Con algunas de tus respuestas nos dejaste a todos alucinados. Quizás, pensándolo bien, en tu caso más aún que el que te completases el rosco final, lo que ha tenido mérito ha sido aguantar tantos programas. ¿Lo viste negro en algún momento? ¿Para ti qué fue más difícil, llevarte el bote o derrotar a tantos rivales seguidos?
Uff, a veces lo vi negrísimo. De hecho, hubo dos rivales que estuvieron a puntito de ganarme. Difícil para mí era todo, cada nuevo concursante que llegaba era un desconocido que podía ganarme y nunca me confié. De hecho, desde el primer programa hasta el último, cuando llegaba el momento del rosco me daban unas taquicardias impresionantes. De ahí la cara rígida que se me quedaba, ja, ja, ja.
Sobre lo de llevarme el bote, jamás de los jamases me lo esperé. Como todo el mundo sabe, no tengo ni idea de deportes; en cine tampoco es que vaya muy sobrada, y siempre esperaba que cayera al menos una de esas en los roscos y quedarme como mucho con 23 aciertos. Además, hay muchas otras palabras de uso común que desconozco; también cometía fallos idiotas por los nervios… Yo pensaba que tarde o temprano me ganaría alguien y me iría con lo acumulado, que no era poco.

Javier Ajo, a quien has citado antes, me decía en la entrevista que le hice cuando se llevo el bote anterior al tuyo que en Pasapalabra todo el mundo le había tratado de maravilla. Me imagino que a ti te pasaría lo mismo. Pero anda, dime, ¿qué es lo que más y lo que menos te ha gustado de estas semanas tuyas en el programa?
Estoy de acuerdo con Javier. Me he pasado como un mes yendo a Telecinco y todo el mundo me ha hecho sentir fenomenal, ¡hasta los echo de menos ahora! Eso es sin duda lo que más me ha gustado.
Lo que menos es que como me ponía siempre tan nerviosa, ¡me he quedado en los huesos, ja, ja!

Ja, ja, no te preocupes, ¡que has dado muy bien en pantalla! Eso sí, no te has "mojado" en tu respuesta. Vamos a lanzar otra "pregunta trampa", ¿con qué famoso o famosa has congeniado mejor? ¿Por qué?
¡Noooo, esta pregunta no vale! Han sido muchas personas las que he conocido y todas se han esforzado mucho en ayudarme en las pruebas preliminares, ha habido un sinfín de risas y de buenos momentos. Recuerdo con cariño a todos mis compañeros.

¡Uf, podrías dedicarte a la diplomacia, se te da de maravilla, ja, ja! De acuerdo, cambiemos de tercio: sabes que muchos de los ganadores de botes en Pasapalabra han triunfado después en Saber y Ganar. Ahí está, por ejemplo, Manolo Romero, que se llevó el segundo bote más alto de la historia de Pasapalabra (1 millón de euros, en la etapa de Antena 3) y después fue magnífico en Saber y Ganar. ¿Vas a intentar probar suerte tú también?
Recuerdo perfectamente a Manolo. ¡Yo era su fan cuando salía en Saber y Ganar! Pedazo de crack, el tío. No, yo no me atrevo con Saber y Ganar, eso es para gente con una cultura general superior a la mía y bastante más amplia.

¡Sigues con tu modestia! Me parece que te minusvaloras. Yo creo que has demostrado estar capacitada para concursar con garantías en “Saber y Ganar”. Piénsatelo bien, que seguro que lo harías bien. Y pasando a lo profesional, ahora estás dando clases particulares, a la vez que estudias un master. ¿De qué es exactamente? ¿A qué piensas dedicarte cuando lo acabes?
Estoy haciendo el máster de profesorado, lo que viene siendo el nuevo CAP. Mi vocación es la docencia y espero poder dedicarme a ello.

Bueno, Laura, pues te deseo mucha suerte en tus proyectos. Y gracias por compartir tu tiempo con nosotros. La verdad es que hacer esta entrevista ha sido especialmente divertido.
Muchas gracias a ti y a toda la gente que me ha deseado suerte. Un abrazo muy fuerte para todos".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si quieres hacer una pregunta o un comentario sobre algún concurso de televisión, hazlo aquí. Gracias.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.