"El Precio Justo": jamás se dio más por menos

Si hubo alguna vez un concurso realmente escandaloso en alguna televisión del mundo, ése fue "El Precio Justo" en su primera etapa en Televisión Española. Nunca espacio alguno se criticó con más virulencia que este programa. De este espacio semanal se llegó a decir que “nunca se dio más por menos”. Y, en realidad, lo cierto es que no hacía falta saber nada. Simplemente escuchando al público y, eso sí, con muchísima fortuna, uno podía llegar a llevarse un buen montón de millones.



Tal vez por ello a finales de los 80 y comienzo de los 90 el programa, dirigido por Ramón Pradera y producido por TVE y Vídeomedia, arrasó en antena y supuso el mayor reclamo para todo tipo de concursantes. Sus premios millonarios, su tono de lujo y glamour, sus espectaculares azafatas y la atractiva figura de Joaquín Prat como canalizador de todo el montaje, formaba un todo muy sugerente para el espectador. Sin duda, aquella superproducción que había nacido unos años antes para sustituir al inolvidable “1, 2, 3, responda otra vez”, marcó un antes y un después en cuanto a los premios millonarios. Tras él, otros concursos llegaron a dar premios multimillonarios. Los 50 millones de pesetas de Enrique Chicote en "50x15", en el año 2000, fueron después superados por el millón de euros en "El Juego del Euromillón" y el millón, y después 2 millones de "Pasapalabra". Pero con "El Precio Justo" había nacido el formato de concurso atractivo, sobre todo en este caso, casi únicamente por sus premios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si quieres hacer una pregunta o un comentario sobre algún concurso de televisión, hazlo aquí. Gracias.