Luis Larrodera, nuevo fichaje de Antena 3

Será el presentador de la nueva temporada de "Pánico en el plató"

Lanzado a la fama por el genio de Chicho Ibáñez Serrador, Luis Larrodera es un presentador de una pieza, sin dobleces: sencillo, alegre y muy positivo. El éxito efímero del "1,2,3" lo pudo consolidar en Cuatro, con "Alta Tensión", aquel formato que popularizase en su día el magnífico Constantino Romero en Antena 3. Y después de aquello, ha proseguido con sus trabajos para la cadena autonómica de Aragón y... ha hecho un poco de todo. Hace poco me lo encontré en la grabación de "3G", para Disney Channel, y allí recordamos la entrevista que le hice hace unos años, justo después de mi participación en "Alta Tensión". Hoy, que el bueno de Luis está de enhorabuena, pues ha sido fichado como presentador de la nueva temporada de "Pánico en el plató", os adjunto aquí dicha entrevista.

"La carrera profesional de este maño de 32 años empezó en la radio, aunque rápidamente dio el salto a la televisión, donde parece desenvolverse como pez en el agua. Fue la gran apuesta de Chicho Ibáñez Serrador para el concurso emblema de la televisión española, el “Un, dos, tres…”, programa en el que se dio a conocer al gran público. Siempre dispuesto a nuevos retos, ha actuado en varias películas, incluyendo la discutida “Torrente 3” de Santiago Segura, y ha sido la voz en off de “Supernanny”. Ahora vuelve a la pequeña pantalla con “Alta Tensión”, en la cadena Cuatro, y “Vaya comunidad”, en Aragón Televisión, la recientemente estrenada cadena autonómica.

- Debe ser algo frustrante eso de estar un día en la cima de la popularidad y verse al día siguiente con la agenda en blanco.
- ¿Frustración? No, ¡qué va! Son las reglas del juego. De alguna manera, ocurre en todos los oficios donde se depende de un público. Fíjate por ejemplo en los futbolistas – je,je…ahora que estamos en el Mundial -. Pueden tener éxito, meter goles, que todo el mundo les alabe, y de repente llega un día en el que dejan de jugar bien y pierden la popularidad que antes tenían. Estas cosas son así, si quieres jugar en esta liga tienes que aceptarlo…
- Creo que incluso, en ese período en blanco después de “Un, dos, tres…” te propusieron participar en “Gran Hermano VIP”.
- Sí, es cierto. Me llamaron para “Gran Hermano” y también para “Esta cocina es un infierno”, pero no acepté..., no me veía. De hecho, aquel fue un año en el que sí hubo varios (bastantes) proyectos pero ninguno terminó de salir, por una cosa u otra. En cambio fue activo en cuanto a cine, ya que participé en dos películas (“Torrente 3” y “O.F.N.I.”). Lo que pasa es que la gente ya me tenía asociado a la televisión y, al no aparecer en ella, es lógico que se pensara que no estaba haciendo nada. De ahí, a lo mejor, que me ofreciesen esta clase de participaciones, en las que, la verdad, como digo, por el momento no me veo. Eso sí, otra cosa muy distinta sería presentar algún programa de estas características. Entonces…
- Por lo que dices, deduzco que si fueses un personaje desconocido tampoco te presentarías a un concurso como puede ser Alta Tensión.
- Así es. Yo en el fondo soy muy tímido…
- ¡Pero todos los presentadores de televisión decís lo mismo!
- (Risas) Los demás, no sé… pero te puedo asegurar que en mi caso es cierto. Soy tímido, aunque cuando estoy trabajando consigo vencer esa timidez. Digamos que es como una transformación, como la de los cantantes cuando suben a un escenario. A mí me pasa cuando se enciende el pilotito rojo.
- ¿Esa sería tu principal virtud como profesional, la de crecerte ante las cámaras? - Bueno, yo no soy el más indicado para hablar de mí… Eso lo tendrían que decir otros.
- Bueno, te lo diré de otro modo. ¿Si tuvieras que vender el producto “Luis Larrodera”, que destacarías de él?
- En ese caso diría que se trata de un tío que disfruta haciendo su trabajo.
- Eso está muy bien. ¿Y qué dirías si lo que tuvieses que vender fuese “Alta Tensión”?
- Pues que se trata de un concurso apasionante, en el que de una sola respuesta puede depender el salir con mucho dinero o irte de vacío. Además, es un programa que engancha al telespectador, porque le anima a participar desde casa, incluso aunque esté haciendo otra cosa a la vez.
- Y esas bombillas, que si se rompen, que si se quedan encendidas, ¿no le ha dado a nadie un infarto?
- No tanto, pero sí que ha habido concursantes que lo han pasado muy mal, tanto si han ganado dinero como si no ha sido así. La verdad es que en casa se ve mucho más fácil, pero cuando los concursantes están en el plató todas las respuestas les parecen correctas, o incorrectas, y no saben muchas veces por cuál decantarse. Y pueden ir ganando mucho dinero y acabar perdiéndolo todo, como también pueden ir a cero hasta la tercera fase y llevarse en ésta varios miles de euros. ¡Y al final está el coche! Desde luego, todas estas posibilidades hacen que siempre haya mucha emoción.
- Y tú, ¿sufres con los concursantes o te mantienes al margen?
- Yo la verdad es que me involucro tanto con lo que sucede que, aunque intento que no me afecte – por mi salud y para evitar suspicacias…-, muchas veces no consigo evitarlo. Por ejemplo, ha habido ocasiones muy especiales, como cuando, en el panel final por el coche, el concursante se ha quedado con las siete casillas acertadas pero a décimas de segundo de poder tocar el pulsador. Esto ha ocurrido ya dos veces y, sinceramente, lo he pasado no mal, sino muy, muy mal.
- En todo caso, “Alta Tensión” está consiguiendo buenos datos de audiencia – en torno al 6% -, teniendo en cuenta que Cuatro acaba de comenzar y está en fase de consolidación. ¿Cuáles son las perspectivas para el período estival? ¿Y después?
- Hasta donde yo sé…la idea es no dejar de emitir el programa en verano. Yo espero que el programa pueda asentarse y durar mucho tiempo en antena, ya que se trata de un formato que tiene atractivos por sí mismo y la audiencia lo está acogiendo bastante bien.
- Pareces involucrado en este proyecto…
- Desde luego que sí. Aparte que yo para poder funcionar bien necesito creer en lo que hago, tener ilusión y que el proyecto me guste. Si no es así se me nota y no me lo paso bien.
- ¿Eso te ha pasado siempre? Porque has tocado muchos palos: radio, televisión, cine… , ¿no hay nada que prefieras sobre el resto de cosas?
- Yo creo que cada cosa tiene su momento y, además, no son incompatibles…¡al contrario!. Siempre he intentado disfrutar con lo que estaba haciendo y creo que lo he conseguido. Aquí en España es posible que eso se vea todavía como algo raro, es como si estuviese en dos orillas opuestas, pero el caso no es tan extraño. Mira si no en Estados Unidos, allí esta situación se ve con más naturalidad.
- Supongo que esta pregunta te la habrán hecho muchas veces, pero no me resisto a hacértela. ¿qué prefieres, Larrodera o Roderas?
- Sin duda alguna, prefiero Larrodera, porque es mi apellido verdadero y con el que comencé, allí, en Aragón. Roderas tuvo una etapa. Chicho creyó necesario acortar el apellido para que la gente se quedase mejor con él. Pero aquello tuvo su momento, asociado a aquel boom que supuso recuperar el “Un, dos, tres…”, y acabado este programa entendí que ya había cumplido su misión y no tenía sentido mantenerlo. Además, aunque algunos dicen que me puedo dar un aire a “Superman”, yo soy “mu normal” como para tener dos “identidades”… (risas). Digamos que han sido razones sentimentales las que me han hecho regresar a los orígenes…
- Es todo un genio, este Chicho…
- Sin duda. Chicho es tan grande que hace televisión con sus silencios. De él he aprendido infinidad de cosas, incluso cosas que no soy consciente de haberlas aprendido, pero que ahora, cuando sigo en televisión, me doy cuenta de que las llevo dentro. Muchos de los razonamientos que me hago provienen de él. A veces explico las cosas de una manera que ni por asomo habría empleado antes de conocerle. Y es que durante la etapa del “Un, dos, tres…” hablaba mucho de televisión con él, no solamente del programa sino de televisión en general.
- Entonces, podemos decir que le debes mucho al “Un, dos, tres…”.
- No cabe duda. Yo tengo un presente gracias a un pasado y éste es inmejorable. A mi juicio el “Un, dos, tres…” es el mejor formato televisivo de la historia. Y yo tengo el gran honor de poder decir que formé parte de ese grupo de personas que integraron ese concurso.
- Sin embargo, quizás el programa no cumpliese con las expectativas que el gran público se había formado sobre él.
- Uff…a ver…sí y no. Por ejemplo, mejoró los datos de audiencia de la última etapa de “Un, dos, tres… responda otra vez”. También cuando comenzamos a grabar Chicho ya anunció que haríamos trece capítulos independientemente de la audiencia que tuviésemos. Aun así hicimos diecinueve. Fue un año en el que nos tocó Eurocopa, lo que propició que el concurso terminase cuando lo hizo. Y además, fue el año de la boda del príncipe con lo Televisión Española maltrató bastante al programa, interrumpiendo la emisión… un viernes sí, otro no… , todo sin previo aviso o anuncio, ya que, encima, no nos arropó con ningún tipo de promoción. Por otra parte, se exprimió mucho el tema de la publicidad, de modo tal que en algún programa llegó a haber hasta ocho patrocinios, lo que es muchísimo, y también, en un programa de tres horas de duración había una hora de publicidad. ¡Una hora! Fíjate, el primer corte de publicidad llegaba a los veinte minutos de duración… ¡20 minutos! Después, era muy complicado reponerse. En definitiva: las circunstancias “externas” no fueron digamos propicias ni lógicas. ¡Ojo!, no me olvido, aparte de todo esto, que también tendría que ser crítico con cosas nuestras, las del concurso…
- Tal vez el tema de los libros no calase demasiado hondo entre una población que en general no está muy habituada a leer…
- Puede ser. Quizás no supimos transmitir bien la idea del libro. Es posible que por ello la parte más floja del concurso fuese la de la eliminatoria para ver qué pareja accedía a la subasta, porque no fue participativa para la gente de casa, ya que se hacían preguntas que, si no te habías leído el libro de esa semana, era casi imposible que pudieses contestar. Sin embargo, las otras dos fases funcionaron bien. La parte inicial, la de las preguntas, seguía gustando mucho, y, por su parte, la subasta, una vez que se asentaron los nuevos personajes, iba muy bien también. Piensa que participaba gente muy buena: Eduardo Aldán, LLum Barrera, Javier Sáenz, Víctor Carretero, Manolo Sarriá y Asun, Pepe Viyuela, ¡cuidado con lo que estamos diciendo! Había un plantel increíble. El nivel del concurso ha sido menospreciado con mucha alegría.
- Dejando de lado el pasado y volviendo al momento actual, también presentas el programa “Vaya Comunidad”, en Aragón Televisión. ¿Qué tal lo llevas?
- Lo llevo estupendamente. Sólo es un día a la semana y se compagina bien. Para mí ha supuesto volver a trabajar con la gente con la que colaboraba antes de que Chicho me llamase y estoy estupendamente. Y como soy de allí, se trata de un privilegio absoluto.
- ¿Y qué ha supuesto para tu comunidad autónoma esa nueva cadena?
- Yo creo que Aragón Televisión debe ser un espejo en el que nos podamos mirar los aragoneses y dónde se muestren los temas que más nos afecten. Además ha de servir para mostrarnos a nosotros mismos la riqueza de todo lo que tenemos. Si no es así la nueva cadena no tiene ninguna razón de ser. Además, estamos demostrando que somos una comunidad que dispone de una cantera impresionante a nivel de profesionales de televisión. Y no me refiero sólo a los presentadores, también todo tipo de técnicos, realizadores, cámaras, etc".

3 comentarios:

  1. Se debe poder tener una conversacion muy interesante con este señor.Muy bien la entrevista.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tus palabras, Becker. Y tienes razón, con Luis Larrodera es muy fácil e interesante eso de comunicarse. Saludos

    ResponderEliminar
  3. Je, je. Uno de los dos concursantes que se quedaron a décimas de segundo con las siete casillas acertadas fui yo, en uno de los primeros programas, en febrero de 2006. Ciertamente frustrante. Es cierto que es un tipo muy majo, el mañico. Y muy cachondo.

    ResponderEliminar

Si quieres hacer una pregunta o un comentario sobre algún concurso de televisión, hazlo aquí. Gracias.